Cómo te destroza el accidente de un hijo

Un hijo es parte fundamental en nuestras vidas, por eso cuando sufren cualquier accidente nos destroza. Hasta un simple juguete con el que juegan diariamente nuestros hijos pueden causar el mayor dolor para nuestras vidas, esto fue lo que le pasó a mi hijo.

Incluso ahora, un año y medio después del accidente de mi hijo, siento mi pecho apretarse cuando revivo ese día, el accidente de mi hijo me destrozó y vivo con la culpa y el remordimiento que a veces es difícil de soportar. Cuando mi hijo me saca de quicio y me encuentro molesta por su comportamiento, me siento abrumada por sentimientos de culpa, saber que un simple juguete lo marcaría para toda la vida.

Nuestro hijo menor, estaba jugando con un muñeco que le habían regalado. Mientras jugaba con el, se lo metió a la boca y se tragó la pila que lo hacía sonar. Creo que el momento más terrible fue cuando el cirujano salió de la sala de cirugía y dijo. “Su hijo está en una condición crítica y no sabemos si logrará sobrevivir.” Fue una de las cosas que como padres nos sentimos sin esperanzas y también culpables. Una y otra vez nos preguntamos ¿Cómo no pudimos controlarlo? ¿Cómo no sabíamos nada al respecto? de algo tan dañino en nuestro hogar.

accidente hijo
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Nunca pensé que sería malo dejar a mi hijo jugar con su propio juguete. Le gustaba hundir el botón para que sonara su muñeco, para ser honesta ni siquiera sabía que el muñeco usaba ese tipo de baterías. Pero rápidamente él aprendió a quitar las baterías no era muy difícil para él, tal vez  estuvo en un momento de curiosidad y se las tragó, mi esposo y yo no sabíamos qué hacer no era un golpe o una herida no puedes sonreír y empezar desde cero. las baterías quemaron su esófago y su tráquea los médicos tuvieron que quitar cinco centímetros de su esófago, nos dimos cuenta que eso tendría un efecto a largo plazo ya va un año y medio y aun no sabemos cuando terminará todo esto.

mi hijo tratando de llevar una vida normal
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Mi hijo tendrá problemas digestivos para comer por el resto de su vida, sus cuerdas vocales están paralizadas, lo cual lo hace más propenso a sufrir problemas en los pulmones y lo imposibilita a que pueda hablar. Nuestro hijo es fuerte y se que podrá vivir y ser como el resto de los niños. Una de las cosas que nos ha ayudado es a aprender de esta experiencia y poder compartir nuestro mensaje con otras personas.

Hoy vivo con el dolor causado a mi hijo y se que muchas personas están pasando por esta mis situación por eso voy replicando esta historia de vida para que pueda llegar a muchas personas, y puedan salvar las vida de sus pequeños hijos.

Deja un Comentario

Share This